Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo , 18 de Agosto de 2011 (caso Tevez, Juan Ernesto C/Carda Sa S/ Despido)

Fecha de Resolución:18 de Agosto de 2011
 
EXTRACTO GRATUITO

8.191/10

SENTENCIA Nº 92676 CAUSA Nº 8.191/10 “TEVEZ, JUAN ERNESTO

C/CARDA SA s/ DESPIDO” – JUZGADO Nº 76 -

En la ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a los 18/8/11 , reunidos en la Sala de Acuerdos los señores miembros integrantes de este Tribunal, a fin de considerar el recurso deducido contra la sentencia apelada, se procede a oír las opiniones de los presentes en el orden de sorteo practicado al efecto,

resultando así la siguiente exposición de fundamentos y votación.

La doctora Diana Cañal dijo:

La parte actora, apela la sentencia de grado que rechaza en su totalidad las pretensiones deducidas en el inicio, a tenor del memorial de fs. 324/333, con réplica de la contraria de fs.

348/353. Por su parte, la demandada se queja, conforme la presentación que luce a fs. 339/340, que recibió la contestación de fs. 342/344.

Por una cuestión de orden metodológico, trataré

en primer lugar la apelación del accionante, quien se queja porque considera que el Sr. Juez de grado, sobre la base de una errónea interpretación de los hechos y de las pruebas producidas en el expediente, concluyó que no logró acreditar en autos la justa causa del despido indirecto en que se colocó. Al respecto, cuestiona la aplicación del CCT Nº 329/00, y la procedencia de los rubros reclamados en consecuencia (diferencias salariales y adicionales de convenio), pues, según invoca, en su caso, debió considerarse el CCT

Nº 389/04. También apela el rechazo de la jornada de trabajo denunciada en el inicio, así como el recargo por horas nocturnas. En consecuencia, solicita la procedencia de la indemnizaciones derivadas del despido y por el incorrecto registro del vínculo laboral. Por último, apela las costas y los honorarios.

Asiste, en parte, razón al recurrente.

El actor en el inicio, indica que el 19/2/07

comenzó a trabajar para la demandada, quien se dedica a la elaboración de comidas rápidas. Sostiene que desarrolló las tareas de cajero (encargado de cajas), las que se corresponden con la categoría Nº 5

del CCT Nº 389/04. También prestó tareas como bachero, cafetero, en limpieza y atención al público.

Afirma que lo contrató personalmente Natalia Larramendi (“o como se llame”), quien revestía el carácter de supervisora o dueña del local, y fue quien le pagó los salarios “en negro”, tanto al inicio del vínculo, como los pagos sin registro en la etapa de “parcial blanqueo”. Manifiesta que, desde su ingreso,

percibió una remuneración, que ascendía a la suma de $1.500, inferior a la prevista en el convenio colectivo de la actividad, pues –según dice- se trataba de un salario inicial a prueba de resultados. Indica que aquella remuneración, estaba integrada por $1.420,36, una parte era percibida mediante recibos ($1.020,36), mientras que el resto se lo abonaban en negro con vales o recibos simples, de los cuales no obtenía copia. Señala que, pese a sus reclamos, la demandada nunca le abonó las asignaciones familiares (dos hijos), ni regularizó

correctamente el vínculo. Agrega que no se denunció la ART ni la obra social, y que recién cuarenta días después de iniciado el vínculo,

procedió a registrarlo parcialmente, mediante alta temprana del 10/2/09.

8.191/10

Por otra parte, explica que cumplía una jornada laboral de lunes a jueves de 16 a 23 horas, viernes y sábados de 16 a 2 horas, aunque también laboraba los domingos, de modo ocasional y debidamente compensados. Denuncia que laboraba 224 horas al mes,

devengándose horas extras al 50%, y que no se le dio nunca alimento ni refrigerio alguno. A su vez, indica que no se le abonaron debidamente los salarios de junio, julio proporcional y sac del año 2009, ni tampoco las horas extras, los adicionales de convenio, las asignaciones e incrementos no remunerativos fijados por el Poder Ejecutivo Nacional.

Afirma que la actividad de la empresa, se encuentra comprendida por el Convenio Colectivo de Trabajo Nº 389/04 y no en el 329/00, pues sostiene que su ámbito de aplicación incluye a los locales dedicados a las “comidas rápidas”, concepto por demás ambiguo, y que, además, resulta más beneficioso para el trabajador.

Finalmente, indica que el 22/6/09, se le negaron tareas, por lo que el 23/6/09 procedió a intimar...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS