Intervenciones federales durante las presidencias de Roca, Quintana, Figueroa Alcorta, Roque Sáenz Peña y de la Plaza 1898-1916 - Emergencias constitucionales III. Intervención federal - Libros y Revistas - VLEX 37345083

Intervenciones federales durante las presidencias de Roca, Quintana, Figueroa Alcorta, Roque Sáenz Peña y de la Plaza 1898-1916

Autor:Alfredo Vítolo
Páginas:313-351
RESUMEN

1. Intervenciones federales durante la segunda presidencia de Roca 1.1. Intervención a la provincia de Buenos Aires por decreto del 28 de abril de 1899 y continuada por ley Nº 3805 1.2. Intervención a la provincia de Catamarca por ley Nº 3862 1.3. Intervención a la provincia de Entre Ríos por decreto del 20 de marzo de 1900. 1.4. Intervención a la provincia de Buenos Aires por decreto del 16 de ... (ver resumen completo)

EXTRACTO GRATUITO

Acercándose la fecha de la elección de presidente para suceder a Uriburu, el Partido Autonomista Nacional se preparó para elegir candidato. Debían decidir entre una segunda presidencia de Julio A. Roca u otra de Carlos Pellegrini. Este último, estimando que el conflicto con Chile podía terminar en guerra, consideró que mejor presidente sería Roca, ya que unía a sus condiciones políticas su capacidad militar, y renunció a su postulación. Quedaban planteadas las alternativas: los cívicos y los radicales moderados -que constituían la oposición- votarían a Bernardo de Irigoyen para presidente, a quien acompañaría como candidato a vicepresidente un mitrista, en lo que se denominó el"acuerdo de las paralelas"; los partidarios de Roca insistieron con su candidatura y eligieron para acompañarlo como candidato a vicepresidente a Quirno Costa.

El acuerdo de los cívicos con los radicales moderados de Bernardo de Irigoyen y los mitristas fue rechazado por el Comité de la provincia de Buenos Aires de la UCR, que presidía Hipólito Yrigoyen. Se produjo así la división del radicalismo y Bernardo de Irigoyen renunció a su candidatura presidencial, mientras los partidarios de Hipólito Yrigoyen decidieron la abstención en la elección nacional.

Por gestiones realizadas por Pellegrini se recompuso el acuerdo, pero esta vez limitado a la provincia de Buenos Aires. El Colegio Electoral bonaerense eligió, con el voto de autonomistas y radicales -tanto los partidarios de Bernardo de Irigoyen como los que seguían a Hipólito Yrigoyen-, a la fórmula Irigoyen-Demarchi, mientras en la elección nacional el Colegio Electoral consagró la fórmula Roca-Quirno Costa. El gran derrotado resultó Mitre136.

El 12 de octubre de 1898 el general Roca juró, por segunda vez, como Presidente de la Nación.

1. Intervenciones federales durante la segunda presidencia de Roca

1.1. Intervención a la provincia de Buenos Aires por decreto del 28 de abril de 1899 y continuada por ley Nº 3.805

En las elecciones legislativas del 26 de marzo de 1899 la Junta Electoral encontró fraudes y falsedades que comprometían el resultado electoral. La Cámara de Diputados de la Provincia, con mayoría opositora, declaró válida las elecciones y proclamó a los electos: 20 opositores y 6 partidarios del gobernador Irigoyen. El Gobernador desconoció el pronunciamiento de la Cámara y consideró nulos los actos protagonizados por los elegidos, mientras fuerzas policiales ocupaban la Legislatura.

Los diputados se reunieron en el domicilio particular del Vicegobernador y solicitaron al Gobierno nacional la intervención federal. El Poder Ejecutivo Nacional dictó, por decreto del 28 de abril de 1899, la intervención federal a la provincia. El decreto dice:

Buenos Aires, 28 de abril de 1899

Habiendo requerido la intervención nacional la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, en razón de hallarse obstruida en su funcionamiento por hechos de fuerza del Poder Ejecutivo y héchose formal denuncia de parte de éste, de encontrarse viciada la composición de la referida Cámara por actos irregulares de elección y de escrutinio y

CONSIDERANDO: 1º) Que el decreto y los actos del Poder Ejecutivo de que hace mérito el pedido de intervención, afectan la existencia de uno de los poderes que constituyen el Gobierno del Estado de Buenos Aires y alteran su forma republicana,

2º) Que es un deber del Gobierno federal garantir a cada provincia el goce y ejercicio de sus instituciones,

3º) Que es urgente proveer a la eliminación de las causas que han producido la situación anormal en que la provincia se encuentra, por razones de tales hechos,

El Presidente de la República, en acuerdo general de ministros,

DECRETA:

Artículo 1º - De conformidad a la primera parte del artículo 6º de la Constitución Nacional, declárase intervenida la provincia de Buenos Aires.

Art. 2º - Nómbrase interventor al señor don Marco Avellaneda.

Art. 3º - Por el Ministerio del Interior se le extenderán las instrucciones para el desempeño de su misión, debiendo el Ministerio de la Guerra librar las órdenes que se consideren necesarias.

Art. 4º - Comuníquese, etcétera.

Firmado: Roca - Felipe Yofre - A. Alcorta - O. Magnasco - Luis M. Campos - M. Rivadavia - Emilio Frers - Emilio Civit - José María Rosa.

Para regularizar el Poder Legislativo de la provincia, que era la causa del conflicto, el interventor designado convocó a nuevas elecciones. Realizadas las mismas, fueron electos 12 autonomistas, 8 radicales moderados y 6 cívicos, mientras los radicales de Hipólito Yrigoyen se abstuvieron. Instalada la nueva Legislatura se dio por terminada la intervención.

La Cámara, en su nueva composición, se reunió el 2 de setiembre para juzgar los diplomas de los electos y volvió a plantearse el mismo problema que se había suscitado en la elección anterior. Retirados los diputados de la mayoría, la minoría incorporó un grupo de electos, mientras los opositores volvían a solicitar la intervención federal.

Ante esos nuevos hechos el Poder Ejecutivo Nacional promovió la sanción de la ley Nº 3.805 que disponía que prosiguiera la intervención hasta la definitiva instalación del Poder Legislativo. Fue designado nuevo interventor federal el diputado nacional Mariano de Vedia. La ley Nº 3.805 dice:

El Senado y la Cámara de Diputados de la Nación Argentina, reunidos en Congreso, etcétera, sancionan con fuerza de

LEY:

Art. 1º - El Poder Ejecutivo proseguirá la intervención en la provincia de Buenos Aires, decretada con fecha 28 de abril del presente año, hasta la definitiva instalación del Poder Legislativo.

Art. 2º - Los gastos que demande la ejecución de la presente ley se harán de rentas generales y se imputarán a la misma.

Art. 3º - Comuníquese al Poder Ejecutivo.

Dada en la Sala de Sesiones del Congreso Argentino, en Buenos Aires, a veintidós de setiembre de mil ochocientos noventa y nueve.

Firmado: N. Quirno Costa - Marco Avellaneda - B. Ocampo (Secretario del Senado) - Alejandro Sorondo (Secretario de la Cámara de Diputados).

El interventor anuló lo actuado por la Legislatura el 2 de setiembre y, al no obtener quórum suficiente para lograr una solución sobre la base del escrutinio anterior, practicó nuevo escrutinio, proclamó a los electos y declaró instalada la nueva Legislatura. Con la instalación de la nueva Legislatura quedó regularizada la situación de este poder y continuó en ejercicio del Poder Ejecutivo el Dr. Yrigoyen, cesando la intervención.

1.2. Intervención a la provincia de Catamarca por ley Nº 3.862

Una revolución local intentó derrocar al gobernador de Catamarca, Flavio Castellanos. Después de violentos combates, el Gobernador pudo restablecer el orden.

El Poder Ejecutivo Nacional, al tomar conocimiento de los hechos, decidió utilizar fuerzas del ejército para que se constituyeran en la provincia y protegieran los establecimientos nacionales del lugar. También comisionó a los senadores nacionales Miguel Cané y Valentín Virasoro para que informaran sobre los hechos acaecidos en la provincia. Mientras tanto, la Cámara de Diputados de la Nación aprobaba un proyecto de intervención.

El informe de los senadores Cané y Virasoro sobre la situación de Catamarca fue desfavorable y el Senado aprobó el pro- yecto de intervención a la provincia, que ya había sido aprobado por la Cámara de Diputados. La ley Nº 3.862 que dispuso la intervención dice:

Artículo 1º - El Poder Ejecutivo intervendrá en la provincia de Catamarca los efectos de los artículos 5º y 6º de la Constitución.

Art. 2º - Los gastos que demande la presente ley se harán de rentas generales y se imputarán a la misma.

Art. 3º - Comuníquese al Poder Ejecutivo.

Dada en la Sala de Sesiones del Congreso Argentino, en Buenos Aires, a diez de octubre de mil ochocientos noventa y nueve.

Se designó interventor a Benjamín Figueroa quien, llegado a la provincia, asumió el gobierno, declaró la caducidad de todos los poderes públicos y designó jueces, funcionarios y empleados de todas las categorías. Posteriormente convocó a elecciones generales, de las que sólo participó el partido opositor.

El 1º de mayo el interventor transmitió el mando al gobernador electo, instaló los demás poderes y dio por terminada la intervención.

1.3. Intervención a la provincia de Entre Ríos por decreto del 20 de marzo de 1900

En la provincia de Entre Ríos estalló un movimiento sedicioso comandado por el diputado nacional Sabá Z. Hernández, motivo por el cual el gobernador Echagüe requirió auxilio federal.

El Poder Ejecutivo Nacional resolvió intervenir la provincia a los efectos de derrotar la insurrección y sostener al Gobierno provincial, que debía continuar en el ejercicio de sus funciones constitucionales. El decreto de intervención dice:

Buenos Aires, 20 de marzo de 1900

Visto el precedente pedido de intervención del Gobierno de la provincia de Entre Ríos, para reprimir la insurrección que tiene lugar en ella, y

CONSIDERANDO:

Que es un deber impuesto al Gobierno federal por el artículo 6º de la Constitución Nacional, sostener las autoridades constituidas, cuando éstas son amenazadas por la sedición,

El Presidente de la República,

DECRETA:

Artículo 1º - El Poder Ejecutivo de la Nación interviene en la provincia de Entre Ríos, al solo efecto de reprimir la insurrección y sostener al Gobierno legal, quien continuará en el ejercicio de sus funciones constitucionales.

Art. 2º - Nómbrase al general don Lorenzo Winter, para que tomando el mando de las milicias de la provincia y de las fuerzas nacionales que existen en ella, proceda a reprimir la sedición y al restablecimiento del orden público...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS