Sentencia de TRIBUNAL ORAL EN LO CRIMINAL NRO. 30 DE LA CAPITAL FEDERAL, 15 de Febrero de 2017 (caso Principal en Tribunal Oral TO01 - IMPUTADO: ORESTES, LEONARDO EMANUEL s/LESIONES AGRAVADAS DAMNIFICADO: MOLINA RODRIGUEZ, MARIA DE LOS ANGELES)

Fecha de Resolución:15 de Febrero de 2017
Emisor:TRIBUNAL ORAL EN LO CRIMINAL NRO. 30 DE LA CAPITAL FEDERAL
 
EXTRACTO GRATUITO

Poder Judicial de la Nación Tribunal Oral en lo Criminal N° 30 de la Capital Federal CCC 45105/2014/TO1 Buenos Aires, 15 de febrero de 2017.-

Y VISTA:

La causa n° 4766 del registro del Tribunal Oral en lo Criminal n° 30, seguida a Leonardo Emanuel Orestes, de nacionalidad argentina, nacido el 22 de mayo de 1989 en la Provincia de Misiones, hijo de Elpidio y de Miguelina Ilda Vacanor, titular del D.N.

  1. 34.395.547, con último domicilio en Alferes Obral 5207, Grand Bourg, Provincia de Buenos Aires, Prio. Pol. C.I.

    18.121.049, en orden al delito de lesiones leves, agravadas por el vínculo en concurso ideal con amenazas coactivas (art. 54, 89, 92 y 149 bis último párrafo del C.P.).

    Y CONSIDERANDO:

  2. En primer término corresponde analizar la procedencia formal en el caso en concreto del instituto peticionado en la audiencia celebrada en el marco de los presentes actuados en los términos del art. 293 del C.P.P.N.

    En tal sentido, es del caso señalar que este Tribunal, en su anterior integración, ha venido sosteniendo en forma inveterada la aplicación de la denominada tesis amplia, a cuyos fundamentos –por mayoría- cabe remitirse (fallos “Leza, Pablo Gabriel, s/ amenazas simples…” –23/08/12 (c/n° 3275)– y “Ríos, Marcos Maximiliano, s/robo simple…” –21/12/12 (c/n° 3728), entre otros –votos de los doctores Marcela Mónica Rodríguez y Luis María Rizzi-, criterio que también es compartido por el doctor Guillermo E. Friele.

    Sentado lo dicho y a esta altura, sin desconocer la autoridad de la doctrina plenaria emanada del fallo “Kosuta”, la aplicación de dicha tesis amplia resulta ineludible a partir del dictado por parte de la Corte Suprema de Justicia de la Nación del fallo “Acosta, Alejandro Esteban s/ infracción art. 14, 1°

    párrafo, ley 23.737” (recaído el 23 de abril de 2008 –causa n° 28/05–), en el que, con meridiana claridad se fijó un criterio de interpretación de la norma contenida en el art. 76 bis del C.P., acogiendo la llamada “tesis amplia”, a cuyo criterio –

    brevitatis causa– nos remitimos.

    Fecha de firma: 15/02/2017 Firmado por: LUIS MARIA RIZZI, JUEZ DE CAMARA Firmado por: MARCELA M. RODRIGUEZ, JUEZ DE CAMARA Firmado por: GUILLERMO ENRIQUE FRIELE, JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: JOSE MARCELO ARIAS, SECRETARIO DE CAMARA #28183218#171864253#20170215113043863 Por lo demás, tampoco podríamos apartarnos de dicha postura ya que “esa es la doctrina vigente con fundamento en la autoridad institucional que revisten los fallos de la Corte, dado su carácter de último intérprete de la Constitución Nacional” (cnfr. Voto del Doctor Hornos en causa n° 9804, caratulada “Costa Mendoza, Mercedes, s/recurso de casación”, de la Sala IV de la C.N.C.P.).

  3. Superada la cuestión relativa a la aplicación del instituto de la suspensión de juicio a prueba en supuestos como el que nos ocupa, el Tribunal entiende que corresponde analizar si en el caso, la solicitud efectuada por el procesado Leonardo Emanuel Orestes, puede tener favorable acogida.

    Que, conforme surge del acta respectiva, el señor defensor particular, doctor Marcelo Hugo Rocchetti, entendió que es viable la concesión del beneficio de suspensión de juicio a prueba. Asimismo, ofreció por parte de su asistido la suma de tres mil pesos en concepto de reparación patrimonial y la realización de tareas comunitarias en la Fundación ¨El Almendro¨, a cargo del Padre Guillermo Marcó.

    La señora Fiscal General estimó procedente la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS