Ley 10973 del 13 de Noviembre de 1990.

Publicado en:B.o 13/11/90 N° 21.836
RESUMEN

Ejercicio de la Profesión de Martilleros y O Corredores Públicos Texto Actualizado con la Modificación de la Ley 12.008, 12125,13068 y 13139

 
EXTRACTO GRATUITO

LEY 10973

Texto actualizado con las modificaciones introducidas por las leyes 12.008 , 12.125,  13.068 y 13139.

COLEGIO DE MARTILLEROS Y CORREDORES PUBLICOS

EL SENADO Y CAMARA DE DIPUTADOS DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES SANCIONAN CON FUERZA DE

LEY

TITULO I

DE LOS MARTILLEROS Y/O CORREDORES PUBLICOS

CAPITULO I

DEL EJERCICIO DE LA PROFESION

ARTICULO 1°: Para ejercer la profesión de Martillero y Corredor Público, en el territorio de la Provincia de Buenos Aires, se requiere:

a) Tener certificado habilitante de Rematador o Martillero otorgado por autoridad competente conforme a la Ley Nacional de Martilleros.

b) Tener matrícula de Corredor conforme a lo prescripto por el Código de Comercio y leyes modificatorias.

c) Estar inscripto en alguno de los Colegios Departamentales creados por esta Ley.

ARTICULO 2°:  (Texto según Ley 13068) Podrán ser inhabilitados por los Colegios Departamentales, los colegiados que se vean comprendidos en las siguientes situaciones:

a) No poder ejercer el comercio.

b) Fallidos y concursados hasta cinco (5) años después de su rehabilitación.

c) Condenados con accesorias de inhabilitación para ejercer cargos públicos y los condenados por hurto, robo extorsión, estafa y otras defraudaciones, usura, cohecho, malversación de caudales públicos y delitos contra la fe pública, hasta después de diez (10) años de cumplida la condena.

d) Excluidos temporaria o definitivamente del ejercicio de la actividad por sanción disciplinaria.

e) Comprendidos en el Art. 152 bis del Código Civil.

ARTICULO 3°: Sin perjuicio de lo establecido en las leyes de fondo respectivas, no podrán ejercer la profesión de Martillero y Corredor Público:

a) Los que ejerzan de modo regular y permanente otra profesión o cargo para cuyo desempeño se requiera otro título habilitante.

b) Los Magistrados, Funcionarios y empleados de la Administración de Justicia Nacional y Provincial.

c) Los eclesiásticos, miembros de las fuerzas armadas y de seguridad en actividad.

ARTICULO 4°:  Las incompatibilidades que determina el artículo anterior perduran hasta tanto no se solicite la cancelación de la inscripción en el Registro de la matrícula profesional o no se produzca la separación del cargo o función o no desaparezca la condición que crea la incompatibilidad.

CAPITULO II

DE LA INSCRIPCION EN EL REGISTRO DE MATRICULADOS

ARTICULO 5°: Para ejercer la profesión de Martillero y Corredor Público, el interesado deberá presentar su solicitud de inscripción al Colegio Departamental del que vaya a formar parte, llenando los requisitos exigidos por esta Ley. La inscripción en cualquiera de los Colegios Departamentales habilita para el ejercicio de la profesión en la totalidad del territorio provincial sin más trámite.

Para la inscripción se exigirá:

a) Acreditar identidad personal.

b) Para Martillero, presentar título habilitante otorgado de conformidad con lo establecido en la Ley de Martilleros.

     Para Corredor, presentar matrícula expedida por Tribunal competente de cualquier jurisdicción de la Provincia de Buenos Aires, conforme a lo establecido en el Código de Comercio y leyes modificatorias.

c) Manifestar bajo juramento, no estar comprendido en  ninguna de las inhabilidades e incompatibilidades establecidas en la legislación de fondo y local aplicables.

d) Denunciar su domicilio real y permanente y constituir domicilio legal en la jurisdicción departamental en la que se desarrollen las actividades profesionales, el que servirá a los efectos de sus relaciones con sus comitentes, la Justicia y el Colegio Profesional.

     Los Martilleros y Corredores Públicos no podrán estar inscriptos en más de un Colegio.

     En todos los casos prevalecerá como domicilio legal el de la oficina del colegiado, mientras que si tuviese varias, prevalecerá el de la oficina donde tuviera al mismo tiempo su lugar de residencia.

e) Acreditar que no se encuentra inhibido para disponer de sus bienes, mediante el acompañamiento del certificado del Registro que corresponda.

f) Acreditar buena conducta y concepto público. Este requisito y el de domicilio, se justificará en la forma que determine el Reglamento.

g) Acreditar idoneidad de conformidad a lo establecido en la legislación nacional vigente en la materia.

h) Constituir a la orden del Colegio Departamental, una fianza personal, real, o de seguro de caución, equivalente a veinte (20) sueldos mínimos del Escalafón Técnico de la Administración Pública Provincial, que se renovará cada dos (2) años. La fianza será válida en todo el territorio provincial con sólo acreditar su constitución mediante comprobante o certificado expedido por el Colegio Departamental que corresponda. Podrá constituirse mediante depósito de bonos o títulos de la renta pública nacional o provincial. Esta fianza garantizará exclusivamente el pago de los daños emergentes de los hechos culpables o dolosos de los Martilleros y Corredores Públicos inscriptos en la matrícula respectiva, judicial o particularmente, el pago de las multas que le fuesen impuestas por los Tribunales o los Colegios y la devolución de las sumas que hubieran retenido y estuvieran obligados a restituir. La fianza o caución se entenderá otorgada permanentemente por la suma preestablecida, sin que disminuya en ningún caso el monto de la responsabilidad de los fiadores. En caso de efectivizarse la garantía, deberá el interesado proceder a su reposición dentro de los quince días, en caso contrario quedará suspendido en la matrícula.

     Si la fianza no se renovara a su vencimiento anual, quedará automáticamente excluido del ejercicio profesional, no obstante lo cual la caución subsistirá hasta seis meses después.

ARTICULO 6°: Con la solicitud de inscripción en el Registro de la Matrículas se formará expediente. El Colegio que reciba la petición la pondrá en conocimiento del público y de los colegiados, por medio de edictos que se publicarán en un diario de la ciudad cabecera del Departamento Judicial y en el Boletín Oficial por el tiempo y modo que determine el reglamento, a  costa del solicitante. Cualquier persona podrá oponerse a la inscripción probando que el recurrente no se encuentra en las condiciones exigidas por la Ley para ejercer la profesión.

El Colegio verificará si el peticionante reúne las condiciones requeridas y se expedirá en el transcurso de 30 días, no obstante lo cuál dentro de los primeros quince días a contar desde la última publicación de edictos deberán producirse las impugnaciones o tachas.

Decretada la inscripción, el profesional presentará juramento ante el Presidente del Consejo, de cumplir fielmente con sus deberes y obligaciones que le están impuestos por la normativa vigente, quedando habilitado para ejerce su profesión.

El Colegio departamental deberá expedir a favor del inscripto y a su solicitud, una credencial y certificado habilitante, en el que constará su identidad, domicilio, tomo y folio, o número de inscripción, comunicando el alta respectiva al Consejo Superior y a la Caja de Previsión Social para Martilleros y Corredores Públicos de la Provincia de Buenos Aires respectivamente.

Queda prohibida toda publicidad o propaganda relativa al ejercicio de las profesiones de Martillero y Corredor Público sin que él o los profesionales que la realicen, y con claridad, indiquen su nombre y apellido, tomo, folio de inscripción en el Registro de Matrículas, a su comienzo y al pie de la firma o contiguo a ella y que no traigan la indicación precisa del carácter con que actúan.

Los Jueces y Tribunales no proveerán los escritos de profesionales que no consignen en escritura a máquina o impresos con un sello, sus nombres, apellidos, tomo y folio o número de inscripción en el Registro de Matrículas a su comienzo y al pie de la firma o contiguos a ellas y que no traigan la indicación precisa del carácter con que actúan.

ARTICULO 7°: Podrán denegarse la inscripción, cuando el solicitante no  hubiere dado cumplimiento a las exigencias requeridas por el artículo 5° además de las inhabilidades e incompatibilidades prescriptas por los artículos 2° y 3° de la presente. La decisión denegatoria será apelable, dentro de los diez (10) días de notificada, por recurso que se interpondrá directamente ante el Consejo Superior del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de la Provincia. A su vez, del pronunciamiento de este último órgano, podrá recurrirse dentro de igual término por ante la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial en turno del Departamento Judicial de La Plata, la que resolverá la cuestión previo los informes que solicitará al Consejo Superior. (NOTA: Por ley 12.008 resultan competentes los Tribunales Contencioso-Administrativos)

El Martillero y Corredor Público cuya inscripción fuera rechazada, podrá presentar una nueva solicitud probando ante el Colegio haber desaparecido las causales que fundaron la denegatoria. Si a pesar de ello y cumplidos los trámites, fuera  nuevamente rechazada, no podrá presentarse nueva solicitud, sino con el intervalo de un año.

ARTICULO 8°: Corresponde a los Colegios de Martilleros y Corredores Públicos atender, conservar y depurar el Registro de Matrículas de sus colegiados en ejercicio, dentro de su Departamento, debiendo comunicar cualquier modificación que sufran los mencionados Registros, al Colegio de la Provincia de Buenos Aires y a la Caja de Previsión Social de Martilleros y Corredores Públicos.

ARTICULO 9°: El Consejo Superior del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de la Provincia, confeccionará la clasificación de los profesionales inscriptos en el Registro de Matrículas.

ARTICULO 10°: De cada Martillero y Corredor Público se llevará un legajo personal donde se anotarán sus datos de filiación, títulos profesionales, empleos o funciones que desempeñen, domicilio y sus traslados, y todo cuanto pueda provocar una alteración...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS