Ley 10067 del 09 de Diciembre de 1983. - Leyes de la Provincia de Buenos Aires - Legislación - VLEX 35459010

Ley 10067 del 09 de Diciembre de 1983.

Publicado en:Del 9/12/83 Bo N°20157
RESUMEN

Ley de Patronato de Menores

EXTRACTO GRATUITO

D e r o g a d a   por  Ley  13298

DECRETO LEY 10.067/83

(VER ART. 186° DE LA LEY 12.607   TEXTO SEGUN LEY  12.666)

PATRONATO DE MENORES

TEXTO ACTUALIZADO DEL DECRETO LEY 10.067/83 - QUE CONTIENE TEXTO ORDENADO MEDIANTE DECRETO N° 1.304/95 Y LAS MODIFICACIONES POSTERIORES INTRODUCIDAS POR LAS LEYES 11.737 Y 11.937 (VER LEYES 12.160 , 12.339 , 12.355 y  12.505)

TÍTULO I

DEL PATRONATO DE MENORES Y SU EJERCICIO (*)

NOTA: (*) Por ley 11.737, arts. 24° a 64°, incorporados a la Ley 12.355 (de Ministerios),  el Patronato, corresponde en competencia al Consejo Provincial del Menor.

ARTICULO 1°: En jurisdicción de la Provincia de Buenos Aires el Patronato de Menores es ejercido en forma concurrente y coordinada por los Jueces de Menores, Asesores de Incapaces y la Subsecretaría del Menor y la Familia.

ARTICULO 2°: A los efectos del ejercicio coordinado  del Patronato de Menores se entenderá que:

a) El juez tiene competencia exclusiva para decidir sobre la situación del menor en estado de abandono o peligro moral o material, debiendo adoptar toda las medidas tutelares necesarias para dispensarle amparo.

b) El Asesor de Incapaces en su carácter de representante del menor y de la sociedad se halla investido de todas las atribuciones necesarias para controlar el efectivo cumplimiento de las normas destinadas a protegerlo.

c) La Subsecretaria es la encargada de planificar y ejecutar - por sí o a través de las Municipalidades - la política general de la minoridad, tanto en sus aspectos preventivos cuando en los relativos a la formación y reeducación de los menores internados en establecimientos de su dependencia o contralor, en ejecución de los mandatos de los Tribunales del fuero.

ARTICULO 3°: El Patronato de Menores será ejercido por sus titulares en forma coordinada  y en caso e ser necesario, a propuesta del Procurador General, la Suprema Corte de Justicia dictará las reglamentaciones pertinentes para evitar conflictos o la superposición de tareas técnicas.

ARTICULO 4°: Los integrantes del Patronato deberán promover en sus respectivas jurisdicciones el apoyo de las autoridades y de la comunidad a fin de lograr la infraestructura y servicios necesarios par la más completa asistencia de la minoridad desamparada.

TÍTULO II

 DEL FUERO DE MENORES

CAPÍTULO I

ÓRGANOS

ARTICULO 5°: El fuero judicial para menores de edad estará integrado por jueces y Asesores con actuación exclusiva ante el mismo.

            Los jueces y funcionarios del Ministerio Público serán asignados y removidos de conformidad con las disposiciones constitucionales.

ARTICULO 6°: El Asesor de incapaces es parte esencial en el procedimiento y su intervención no cesará por la designación de un defensor particular.

ARTICULO 7°: Los Secretarios cumplimentarán todas las medidas ordenadas por el Juez y podrán, por sí, requerir documentos e informaciones de conformidad con el estado de la causa y dictar las providencias de mero trámite.

ARTICULO 8°: Cada Juez será asistido por personal técnico constituido por un médico especializado en psiquiatría infanto-juvenil, un auxiliar psicólogo, y asistentes sociales con título habilitante reconocido oficialmente.

ARTICULO 9°: Los Jueces, Asesores, Secretarios y Comisarios de Policía, sólo pueden excusarse y ser recusados, por las causales y en la forma que determina el Código de Procedimientos en la materia, según se trate Civil o Penal.

           

            No se admitirá recusación sin causa.

           

            Los jueces de Menores del mismo Departamento Judicial se reemplazarán entre si, y en caso de imposibilidad serán subrogados por los Jueces en lo Penal y, subsidiariamente, por los magistrados civiles del Departamento.

CAPÍTULO II

DE LA COMPETENCIA

ARTICULO 10°: Los Juzgados de Menores son competentes:

a) Cuando aparecieren como autores copartícipes de un hecho calificado por la ley como delito, falta de contravención, menores de dieciocho años de edad.

b) Cuando la salud, seguridad, educación y moralidad de menores de edad se hallare comprendida por actos de inconducta, contravenciones, o delitos de sus padres, tutores, guardadores, o terceros; por infracción a las disposiciones legales referentes a la instrucción y al trabajo;  cuando por razones de orfandad o cualquier otra causa, estuviesen material o moralmente abandonados, o corrieren peligro de estarlo, para brindar protección y amparo, procurar educación moral e intelectual al menor y para sancionar, en su aso, la inconducta de sus padres, tutores guardadores o terceros, conforme a las leyes que rigen en materia de minoridad y a las disposiciones de la presente.

c) Para disponer todas aquellas medidas que sean necesarias para otorgar certeza los atributos de la personalidad de los menores bajo su amparo, y lograr su mas completa asistencia. En tal sentido podrán ordenar, entre otros actos el discernimiento de la tutela, la concesión de la guarda, inscripción del nacimiento, rectificación de partidas, obtención de documentos de identidad, habilitación de edad, autorización para viajar dentro o fuera de país, ingresar a establecimientos educativos o religiosos, o ejercer determinada actividad.

d) En las causas referentes al ejercicio, suspensión ó pérdida de la patria potestad; adopción; y venia supletoria de los menores amparados por el Juzgado.

e) Cuando actos reiterados de inconducta de menores de edad obliguen a sus padres, tutores o guardadores, a recurrir a la autoridad para corregir, orientar y educar al menor.

f) En las contravenciones cometidas por adultos en perjuicio de menores, con auxilio o en compañía de éstos.

ARTICULO 11°: No podrán acumularse a una demanda de la competencia civil del Juzgado para Menores, acciones excluidas de ésta, aunque se tratare de cuestiones conexas.

ARTICULO 12°: La determinación de la competencia territorial de los Juzgados de Menores se efectuarán de acuerdo a las siguientes pautas:

a) En los procesos de naturaleza penal será competente el Juez del lugar de comisión del hecho, en turno a la fecha de la primera actuación escrita de carácter judicial o policial.

b) En las causas asistenciales se tomará en cuenta el domicilio del representante legal o guardador - de hecho o judicial - del menor: o en su defecto, el lugar en el que se halló abandonado.

c) En materia civil, de conformidad a las disposiciones del Código Procesal respectivo o de las leyes especiales.

ARTICULO 13°: El Juzgado que haya prevenido en el conocimiento de un menor, sea por motivos de carácter asistencial, sea por hechos de naturaleza penal, deberá entender de toda nueva causa que se origine a su respecto.

            En materia asistencial dicha prevención operará mientras no haya cesado la intervención del magistrado en la causa de conformidad con lo establecido por el artículo 47°.

            En materia Penal los distintos hechos cometidos por un menor, a los que guarden entre sí una relación objetiva o subjetiva de conexidad, serán juzgados por el Juez que haya prevenido, procediendo la acumulación de tales procesos aún cuando la causa se encuentre cerrada.

ARTICULO 14°: Si el delito hubiese sido cometido antes de que el menor cumpliera dieciocho años y la acción penal se iniciare con posterioridad, pero antes de alcanzar la mayoría, el Juzgado de Menores será igualmente competente.

ARTICULO 15°: No se admitirá en caso alguno la acción particular como querellante o damnificado, pero éste o un tercero, podrá ejercer la acción civil por daños y perjuicios con intervención de los representantes legales del  menor y si no lo tuviere, con la del Asesor designado como curador “ad litem”. Se aplicará el procedimiento establecido en el capítulo VI, debiendo tramitarse en incidente por separado.

ARTICULO 16°: Las cuestiones de competencia que se susciten entre juzgados del mismo Departamento Judicial, serán resueltas por la Suprema Corte de Justicia.

CAPÍTULO III

DEL PROCEDIMIENTO EN GENERAL

ARTICULO 17°: La denuncia de los delitos de acción pública o dependiente de instancia privada cuyo juzgamiento corresponde a los Juzgados de Menores así como los hechos o situaciones comprendidas en su competencia, será formulada por quienes estén obligados o autorizados a ello entre los respectivos jueces, autoridad policial, o Subsecretaría del Menor y la Familia, sin perjuicio del deber del Juzgado de intervenir de oficio.

ARTICULO 18°: Las acciones del juzgado serán secretas, salvo para el asistido o inculpado, partes, abogados, funcionarios de la administración de justicia o de la Subsecretaría del Menor y la Familia que intervengan conforme a la ley, estando autorizado el juzgado para permitir la asistencia a las audiencias a as personas que mediando razón justificada, estime conveniente.

Se evitará la publicidad del hecho en cuanto concierna a la persona del menor a partir del momento en que resulte vinculado a una situación susceptible de determinar la intervención de los Juzgados, quedando prohibida la difusión por cualquier medio de detalles relativos a la identidad y participación de aquél. Los responsables de los medios de comunicación que transgredieren lo dispuesto, serán pasibles de un día a noventa días de multa, o arresto de diez (10) días a seis (6) meses, que el Juzgado de Menores aplicará separada o conjuntamente de acuerdo a las circunstancias del caso y sin perjuicio del secuestro del medio de difusión utilizado, y de las acciones criminales a que hubiere lugar.

ARTICULO 19°: El procedimiento se impulsará de oficio por el Juzgado. Será verbal y actuado, salvo cuando esta ley  dispusiese lo contrario o cuando el Juez admitiese que las partes formulen sus peticiones por escrito.

ARTICULO 20°: Las notificaciones se practicarán personalmente en Secretaría. por telegrama colacionado o recomendado, por intermedio de la Oficina de Notificaciones...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS