Sentencia nº DJBA 157, 197 de Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires, 28 de Septiembre de 1999 (caso T.,J. s/ Lesiones culposas) - Jurisprudencia - VLEX 31727976

Sentencia nº DJBA 157, 197 de Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires, 28 de Septiembre de 1999 (caso T.,J. s/ Lesiones culposas)

RESUMEN

Penal - Defensa en juicio - Doble instancia - El art. 8 del Pacto de San José de Costa Rica -receptado en nuestra Constitución nacional en el art. 75 inc. 22- exige la "doble instancia", siendo además aplicable por lo establecido en el art. 11 de la Carta provincial, por lo que no se cumpliría con tal recaudo constitucional si este Tribunal de derecho fijara per se, en sede extraordinaria, el monto de la pena a imponer. LEY 23054 Art. 8 ; CON Art. 75 Inc. 22 ; CONB Art. 11 Penal - REN - Impugnación errónea - Es improcedente el recurso extraordinario de nulidad en el que se denuncia la... (ver resumen completo)

EXTRACTO GRATUITO

Dictamen de la Procuración General:

La Cámara de Apelación de Pergamino revocó la sentencia absolutoria recaída en primera instancia y condenó a José María Troncoso como autor responsable de lesiones culposas (art.94, C.P.) a un mes de prisión en suspenso y un año de inhabilitación especial para conducir automotores, con costas (v. fs.164/167 vta.).

Contra este pronunciamiento interpone recursos extraordinarios de nulidad e inaplicabilidad de ley  el defensor particular del procesado (v. fs.175/178).

Considera el apelante, al desarrollar la primera de las quejas, que el fallo de la Alzada omitió el tratamiento de la cuestión relativa al cuerpo del delito al no expresar en que consistió el obrar culposo, ni cómo y con qué prueba resulta acreditado el extremo. Denuncia la violación de los arts.168 y 171 de la Constitución provincial.

Por otra parte, funda el recurso de inaplicabilidad de ley  denunciando, en primer lugar, la transgresión del art.94 del Código Penal. Expresa, en este sentido, que de acuerdo a los hechos declarados en el fallo no surge la existencia de un obrar imprudente o negligente por parte del procesado.

En subsidio, denuncia la errónea aplicación de los arts.40 y 41 del Código Penal, reclamando en función de las atenuantes meritadas en el pronunciamiento y a la ausencia de agravantes, a la aplicación de la pena de multa, prevista como alternativa de la de prisión impuesta.

En mi opinión, ninguna de las quejas puede prosperar.

La infracción a las normas constitucionales que la defensa aduce en el recurso extraordinario de nulidad es, a mi juicio, infundada.

La cuestión que se dice omitida aparece debidamente tratada y fundada en ley  por la Cámara. A contrario de lo decidido por el juez de primera instancia, el “a quo” halló acreditada la violación al deber objetivo de cuidado por parte de Troncoso en la circunstancia de haber ocurrido el embestimiento de su vehículo al ciclomotor que conducía Asmit en el carril EO de la Avda. Jauretche, es decir en la parte de la calzada que era contramano para el procesado, lo que denota un pérdida grave del dominio de su vehículo, en infracción a los arts. 85 primera parte y 86 de la ley  5800, como así también en la velocidad que en exceso desarrollaba en la inminencia de una bocacalle, omitiendo ceder el paso al ciclomotor que se presentaba a su derecha, lo que importó la transgresión de lo dispuesto en el art. 72 inc. 2º de la ley  citada, todo lo cual lo declaró acreditado con cita de los arts. 251/253 y 255 del Código de Procedimiento Penal, descartando que la maniobra intentada para evitar la colisión permita excluir su culpa en la producción del evento.

Por su parte, los agravios esgrimidos en el recurso de inaplicabilidad de ley  resultan inatendibles.

El planteo que aduce la errónea aplicación del art. 94 Código Penal es insuficiente. El quejoso se limita a negar que haya existido un obrar negligente o imprudente por parte de su asistido, pero su reclamo se desentiende por completo de las conclusiones del fallo que afirman su concurrencia.

Y en cuanto a los arts. 40 y 41 del Código Penal, la queja trasunta la mera discrepancia con el criterio de selección seguido por el sentenciante al escoger una de las penas alternativas que la propia ley  le ofrece para sancionar la conducta juzgada, mas ello no constituye método adecuado para demostrar la transgresión de dichas normas.

Considero, en virtud de lo expuesto, que los recursos extraordinarios deducidos deben rechazarse.

La Plata, marzo 21 de 1997 Luis Martin Nolfi

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a veintiocho de setiembre de mil novecientos noventa y nueve, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctores Ghione, Laborde, Pettigiani, Pisano, San Martín, de Lázzari, Hitters, Salas, se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa P. 61.888, “Troncoso, José María. Lesiones culposas”.

A N T E C E D E N T E S

La Excma. Cámara de Apelación en lo Criminal y Correccional del Departamento Judicial de Pergamino condenó a José María Troncoso a la pena de un mes de prisión de cumplimiento en suspenso y un año de inhabilitación especial para conducir automotores, con costas por resultar autor responsable del delito de lesiones culposas.

El señor defensor particular del procesado interpuso recursos extraordinarios de nulidad y de inaplicabilidad de ley .

Oído el señor Subprocurador General, dictada la providencia de autos y hallándose la causa en estado...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS