Por la futura baja de los aranceles, es más barato comprar computadoras

RESUMEN

Datos de las cadenas minoristas muestran una baja de precios del 35% respecto de mayo de 2016; también influyeron la fuerte baja de las ventas y la decisión de fabricantes e importadores de liquidar stocks

 
EXTRACTO GRATUITO

Más allá de los ingresos, los gastos y los costos, los manuales de economía suelen repetir que tal disciplina se maneja por expectativas. Pocos ejemplos pueden confirmar mejor esa premisa que la evolución del mercado de computadoras en la Argentina, que mostró en los últimos meses una estrepitosa caída de los precios pese a la devaluación del peso y a la inflación, el componente que se entremezcla en todas las decisiones empresarias y las de los consumidores.

Los últimos números del sector son llamativos. La lista de precios al consumidor final de una de las mayores cadenas de electrodomésticos del país muestra que una notebook con procesador Pentium traída del exterior cuesta $ 8999, según una copia a la que LA NACION tuvo acceso. Esa cifra está $ 5000 por debajo de los $ 13.999 que costaba en mayo del año pasado, sólo para poner un ejemplo. La diferencia es de casi un 36% menos.

En el caso de los productos fabricados en el país se corrobora una tendencia similar. La misma máquina costaba $ 12.999 en mayo de 2016. Quien vaya a comprarla hoy la conseguirá por un 30% menos, sin tener en cuenta las promociones que se puedan sumar a los productos en esa cadena.

Los números y los porcentajes pueden tener mínimas variaciones entre marcas y casas de electrodomésticos, pero la tendencia es la misma. Hay más ejemplos. Las computadoras con procesadores I3, I5 e I7 cuestan hoy entre un 11 y un 26% menos que en mayo del año pasado.

La baja de precios se aplicó sin discriminación entre empresas con producción local o fuera del país. Entre las marcas que se fabrican en la Argentina se encuentran empresas como BGH o Compaq, mientras que HP, Samsung y Lenovo son jugadores internacionales importantes.

Encontrar otro producto en toda la economía que muestre un comportamiento similar a las computadoras puede ser una tarea imposible. El fenómeno tiene varias explicaciones.

Rebaja anunciada

En octubre del año pasado, el Gobierno informó que desde este año eliminará los aranceles que se pagan para importar computadoras con el objetivo de abaratar los productos informáticos, que según su criterio afectan toda la marcha de la economía y la innovación productiva, un área que despierta especial interés en el presidente Mauricio Macri y su equipo de trabajo más cercano.

El resultado fue inmediato. Los fabricantes locales de notebooks sostienen que, después de que se publicó esa información, las grandes cadenas de electrodomésticos,...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS