Deep web: el universo paralelo de Internet

RESUMEN

Más allá del contenido que está al alcance de los buscadores tradicionales, hay una red global profunda 500 veces más grande; controversia por los mercados ilegales y la circulación de bitcoins

 
EXTRACTO GRATUITO

"Un día van a hacer una película de mi vida, así que será mejor que recuerde todos los detalles", escribió Ross Ulbricht en su diario íntimo en 2011, sin saber que cuatro años después estaría sentado en la Corte Federal del Distrito Sur de Manhattan frente a un jurado de doce ciudadanos que lo hallaría culpable de manejar Silk Road, el mercado negro virtual más redituable de la historia. Ulbricht, un joven físico norteamericano de 30 años, podría ir preso de por vida a partir de mayo, cuando se espera que los jueces dicten la sentencia que fijará su condena. Tráfico de drogas, armas, lavado de dinero, falsificación de documentos, intentos de asesinato, conspiración y piratería son los cargos que su defensa deberá refutar en su apelación, con el objetivo de probar lo que para ellos -y para el grupo de familiares y activistas que los apoya desde las veredas nevadas de Nueva York- se esconde detrás de este juicio: "Un ataque a la libertad en Internet" por el control que los gobiernos pretenden ejercer en ella. Tiene sentido porque, esta vez, la pelea se da en la deep web, nada menos que el canal virtual donde se navega libremente sin dejar rastros.

Google no es Internet. Google -como Yahoo! o Bing- es uno de los buscadores tradicionales a través de los cuales la mayoría de los mortales llegamos al contenido virtual que queremos. "Todo el resto está en lo que se conoce como deep web o web profunda, adonde Google, Yahoo! o Bing no pueden llegar -dijo a LA NACION desde San Francisco, California, Santiago Siri, que se destaca como emprendedor tecnológico (el Foro Económico Mundial lo eligió Global Shaper en 2012, distinción para jóvenes de menos de 30 años que están contribuyendo a delinear el futuro)-. Por dos motivos: por un lado, las páginas de la deep web están especialmente diseñadas para que no puedan ser rastreadas por los programas araña de los buscadores tradicionales. Sólo podés acceder a ellas, por ejemplo, tipeando la dirección exacta en la barra de herramientas. Por otro lado, algunos sitios, como Silk Road, ni siquiera son visibles a menos que los navegues con buscadores especiales", explicó Siri.

El contenido de la deep web -400 a 550 veces mayor que el que se puede encontrar en la Internet superficial- puede ser información del tiempo, valores de la Bolsa, horarios de trenes; bases de datos de todo tipo, como la intranet de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos o de la Real Academia Española (RAE). En esas profundidades también existe The Academic Invisible Web o Web Académica Invisible,...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS