Corte Suprema: el Gobierno resolvió no objetar la continuidad de la jueza Highton

RESUMEN

Cambió de opinión y no apelará el fallo que hizo lugar a un recurso de amparo a favor de la magistrada, que tiene 75 años; Macri quiere evitar un desgaste político

 
EXTRACTO GRATUITO

El Gobierno cambió de opinión. de la jueza de la Corte , por más que cumpla 75 años de edad en diciembre, cuando llegue al máximo que prevé la Constitución antes de jubilarse.

Con esta decisión, ya no hay quien se oponga a que la jueza siga en el máximo tribunal.

La magistrada había presentado un recurso de amparo para seguir en el cargo, a pesar de que el inciso 4 del artículo 99 de la Constitución nacional establece el límite de 75 años. Esa limitación se introdujo en la reforma constitucional de 1994, diez años antes de que Highton de Nolasco asumiera el cargo.

En ese juicio, cuando le pidieron opinión al Estado, el Ministerio de Justicia se había pronunciado en contra y había reclamado que se rechazara el pedido de la jueza.

El Ministerio de Justicia había realizado un escrito en el que analizaba que a lo largo de la historia el Estado había mantenido ambas posturas y sostuvo que no quería convalidar la declaración de inconstitucionalidad de la Constitución.

Pero el juez Lavié Pico le dio la razón a la jueza Highton. Entendió que la ley que había habilitado la reforma constitucional de 1994 no contemplaba que se hiciera esta modificación sobre una edad límite para que los jueces siguieran en su cargo. Tampoco este tópico estuvo incluido en el núcleo de coincidencias básicas anexas a la ley donde se enumeraban los puntos a cambiar.

Por eso el juez declaró nula la ley en cuanto a la reforma de los límites de edad para ser juez.

El Estado ahora podría apelar esa decisión y dejar el asunto en manos de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal, pero ayer cambió de opinión.

Altas fuentes del Ministerio de Justicia señalaron que no van a recurrir el fallo de Lavié Pico, que con el paso del tiempo va a quedar firme. No hay otra parte en el expediente que cuestione la decisión.

Las razones que esgrimieron los funcionarios consultados son de índole política: "No nos parece apropiado meternos en este problema. Es abrir un frente de conflicto con un sector de la Corte que a la larga puede terminar mal para el Gobierno", dijo una fuente.

"Es mucho desgaste", sostuvo un colaborador de Mauricio Macri al evaluar, por un lado, la conveniencia de poder contar con una vacante para impulsar un candidato propio y lograr un mayor equilibrio en el máximo tribunal, pero por el otro el alto costo que pagarían.

Hoy, el Gobierno se siente cómodo con la Corte, aunque le gustaría tener mayores certezas y menos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS